Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y para dar mejor servicio. Al continuar entendemos que acepta nuestra "Política de Cookies."
 
 
 
 
Organiza

Colabora

Secretaría técnica

Faltan -1789 días para el Congreso

El tiempo en Zaragoza

Pronóstico de Tutiempo.net
 

Información sobre Zaragoza >>

Historia

Hoy viven cerca de 700.000 habitantes, más de la mitad de los que hay en Aragón.

Te abre las puertas una ciudad moderna y cómoda bañada por el Ebro y sus afluentes, el Huerva y el Gállego. Una ciudad con mucha historia que contar.

Zaragoza ofrece a sus visitantes un rico patrimonio histórico-artístico, fruto de sus más de dos mil años de historia. Iberos, romanos, musulmanes, judíos y cristianos han dejado huella de su paso por la capital, haciéndola merecedora del título de Ciudad de las Cuatro Culturas.

Aunque las primeras noticias de la ciudad nos hablan de un asentamiento ibérico llamado Salduie o Salduba, el núcleo inicial de la actual ciudad de Zaragoza fue una colonia creada por los romanos, en el año 24 a.C., para los veteranos del ejército, llamada Caesar Augusta. A este origen se debe el trazado urbanístico del casco antiguo y su primer perímetro, el denominado Coso. De los romanos quedan las murallas, el Teatro Romano, el Puerto Fluvial y las Termas Públicas.

En el siglo VIII se convirtió en un centro musulmán importante llamado Medina Albaida Sarakosta. Los Banu Qasi, procedentes de Lleida, la convirtieron en capital de su reino taifa, ya que fue la capital de la Marca Superior de Al-Andalus y cuyo mejor testimonio es La Aljafería, el Palacio de La Alegría, hoy sede de las Cortes de Aragón.

En el año 1118 Alfonso I el Batallador la conquistó y la convirtió en la capital del reino de Aragón.

El arte mudéjar llenó de sencillez y estrellas las torres de las iglesias de la Magdalena, San Pablo, San Gil y San Miguel, el Torreón de la Zuda y el muro de la Catedral de La Seo. En ésta caben todos los estilos: románico, gótico, renacentista y barroco. Hay otra joya barroca: la Basílica del Pilar.

En el siglo XV se incorporaron a la ciudad los arrabales de labradores de San Pablo y de pescadores de las Tenerías.

Durante el reinado de Fernando el Católico se fundó la universidad y se construyó la Lonja.

Con el siglo XVI, llega el esplendor, se construye la Lonja, la iglesia de Santa Engracia, las Casas de los Morlanes, de la Mestranza, los palacios de los Condes de Morata, de Argillo, de Armijo, el de Sástago y el Patio de la Infanta.

En el siglo XVIII, al perder Aragón sus fueros por los decretos de Nueva Planta, la ciudad dejó de ser sede de importantes instituciones del reino de Aragón. Durante la guerra de la Independencia, 1808-1814, Zaragoza resistió el asedio de las tropas francesas.

A finales del siglo XIX se convirtió en el foco de una fuerte inmigración rural atraída por el reciente proceso de industrialización de la ciudad

Luego vendrán la profunda reforma urbanística de los siglos XIX y XX y la modernización del siglo XXI.

A todo esto hay que añadir otras iglesias y museos, plazas que recuerdan avatares históricos como la heroica resistencia frente a los franceses de Los Sitios o el monumento al Justicia, figura típicamente aragonesa.

Tal profusión monumental no hace sino poner de relieve el papel fundamental de Zaragoza en la historia de España.

En el año 2008 Zaragoza fue la sede de la exposición internacional cuyo eje temático fue Agua y desarrollo sostenible. La celebración, que duró de 93 días, dejó también su huella en la ciudad, con elementos como el Puente del Tercer Milenio, el Pabellón Puente o la Torre del Agua.

Para más información, puede consultar:

http://www.zaragoza.es/ciudad/turismo/